La Jornada del campo 108 (17 de septiembre de 2016)

Tema del mes: NO. 108 Los pueblos originarios y la Constitución

De la necesidad de incorporar a la Constitución de la Ciudad de México la prioritaria protección al campo chilango: Mucho más de la mitad de la mal llamada Ciudad de México es rural y montañosa. Y si bien en población y producción económica esta mitad cuenta poco, de los servicios ambientales que presta depende la vida del resto de la entidad. Sin embargo, los defeños nos hemos despreocupado de nuestro campo y más bien lo hemos mermado y dañado. En momentos fundacionales como los que corren, esto tiene que ser rectificado. Es necesario reconocer formalmente en la Constitución somos una entidad rural y urbana cuya parte rústica es prioritaria pues de ella depende la sustentabilidad ambiental del conjunto. Preservar, restaurar e impulsar el campo chilango es responsabilidad de todos, tanto los de surco como los de banqueta, y así debe quedar en la Constitución. Colectivo de La Jornada del Campo.

Números anteriores

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios