El legado indígena del maíz

El legado indígena del maíz

  • Los taínos del Caribe denominaban a esta planta mahís, ‘lo que sustenta la vida’, y es el cereal con el mayor volumen de producción mundial, superando al trigo y al arroz

La Vanguardia 25 de noviembre de 2019

Sílvia Vallès Pi comparte una fotografía en Las Fotos de los Lectores de La Vanguardia que nos invita a reflexionar en torno “al maíz y a la harina, que constituyen uno de los alimentos básicos en muchas regiones del mundo”.

De hecho, todo ello habría que agradecérselo a los pueblos indígenas, que fueron los primeros en cultivarlo. Efectivamente, el maíz es una gramínea anual originaria y domesticada por los pueblos indígenas en el centro de México desde hace unos diez mil años, introducida en Europa en el siglo XVII.

Los indígenas taínos del Caribe denominaban a esta planta mahís, que significa literalmente ‘lo que sustenta la vida’. ​Actualmente, es el cereal con el mayor volumen de producción a nivel mundial, superando incluso al trigo y al arroz.

La mayoría de historiadores creen que la domesticación del maíz se llevó a cabo en los valles de Tehuacán (Puebla) y Oaxaca, en el denominado Eje Neovolcánico.​ El antropólogo norteamericano Richard Stockton MacNeish encontró restos arqueológicos de plantas de maíz en el Municipio de Coxcatlán en el valle de Tehuacán, que —se estima— datan de hasta hace diez mil años.

En las galerías de las pirámides todavía se pueden observar pinturas, grabados y esculturas que representan al maíz.​ Los olmecas y los mayas cultivaban numerosas variedades de maíz a lo largo de Mesoamérica y lo preparaban cocinado, molido o procesado a través de la nixtamalización.

El maíz se extendió al resto del mundo, debido a su capacidad de crecer en climas diversos. Las variedades ricas en azúcar, llamadas maíz dulce se cultivan generalmente para el consumo humano como granos, mientras que las variedades de maíz de campo se utilizan para la alimentación animal, la elaboración de derivados para alimentación humana (harina, masa, aceite y, mediante fermentación, bebidas alcohólicas como el whisky bourbon) y la obtención de productos químicos como el almidón.

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.