Convocatoria 2021 a celebrar el Día Nacional e Internacional del Maíz

 

Desde México

La Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País

CONVOCA A CELEBRAR EL DÍA NACIONAL E INTERNACIONAL DEL MAÍZ

PARA HACER FRENTE A BAYER-MONSANTO Y SUS ALIADOS

 

 

Desde México convocamos a los pueblos que se alimentan y reconocen a la planta sagrada, a mujeres, hombres, jóvenes, niñas y niños del campo y las ciudades, a celebrar este grano milenario, fruto del esfuerzo de selección de las semillas lograda por decenas de generaciones de familias campesinas, con conocimientos y saberes renovados hasta el día de hoy desde cada rincón de las Américas.

Invitamos a que esta celebración sea un acto en favor de sistemas alimentarios campesinos sustentables diversos que sostienen la soberanía alimentaria, y un acto de protesta contra el desastre que durante más de 30 años ocasionaron las políticas anti-campesinas neoliberales que protegieron a la agricultura agroexportadora e industrial concentrada en pocas manos y en cambio excluyeron a las comunidades y a la mayoría de las unidades campesinas e indígenas de producción.

Estas políticas de abandono y despojo provocaron la privatización de la tierra, la expulsión de campesinos y campesinas de sus comunidades, una dependencia creciente de plaguicidas, herbicidas, fertilizantes y semillas híbridas, el empobrecimiento y la pérdida de variedades vegetales entre quienes nos alimentan, así como una alimentación deficiente para una gran parte de la población que depende de las importaciones y de los productos industriales. A esto se suma la presencia de grupos del crimen organizado en los diversos territorios.

Ante esta situación mostraremos que existen otras formas de hacer agricultura, de tener una alimentación sana desde la milpa y de preservar nuestras tradiciones culinarias, medicinales, religiosas, culturales y locales. En Norteamérica los pueblos originarios denominan a la milpa Three Sisters (o Tres Hermanas), por el cultivo conjunto de maíz, frijol y calabaza.

Frente a la política anti-campesina, las comunidades campesinas y pueblos indígenas han logrado con éxito proteger las semillas nativas del maíz, frente a las variedades importadas e impuestas por las corporaciones agroquímicas: Bayer-Monsanto, Dupont, Dow, Pioneer, Syngenta-ChemChina (estas últimas fusionadas en Corteva), y lo han logrado sin apoyos y recibiendo un pago insuficiente por sus productos.

Aprendiendo y haciendo nuestras estas resistencias, las organizaciones de productores y de la sociedad civil, del campo y la ciudad que participamos desde México en la Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País, en 2009 lanzamos la iniciativa ciudadana del Día Nacional del Maíz en contra de la política neoliberal y del gran empresariado agroindustrial. En 2013 impulsamos la Demanda Civil ciudadana que detuvo la siembra comercial de maíz transgénico, prohibición que continúa vigente.

En México el mandato popular de las elecciones presidenciales de 2018, obliga a la construcción de un nuevo modelo que reactive la economía y la producción a pequeña y mediana escala en el campo, como única salida para desterrar la violencia, frenar la migración forzada de jóvenes y el desplazamiento de poblados enteros, fortalecer el tejido comunitario, la producción soberana de alimentos, así como para detener la absurda muerte por mal comer en la cuna del maíz. Pero sobre todo, para enfriar el planeta a través de la siembra de milpa, de la chinampa, de los huertos de traspatio, de las terrazas y utilizando nuevos métodos agroecológicos en un diálogo de saberes entre campesinos y académicos.

En este nuevo escenario, el Decreto presidencial del 31 de diciembre de 2020 que prohíbe progresivamente el uso de glifosato y el maíz transgénico, es un paso importante en la lucha por la soberanía alimentaria y por el respeto a la producción campesina sustentable y agroecológica. Está acompañado además, de otras reformas positivas a las leyes para el cuidado de la alimentación y la salud de la población, como el etiquetado frontal de alimentos procesados, así como leyes en defensa del maíz, entre otras.

Sin embargo, Bayer-Monsanto y los empresarios de la agroexportación reunidos en el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) se han opuesto a estos cambios, pues las reformas afectan sus ganancias económicas y -de acuerdo con sus propias palabras- su “libertad de  comercio e industria”. Amenazan con que habrá escasez y encarecimiento de los alimentos si no se les permite utilizar el herbicida tóxico glifosato y sembrar maíz transgénico.

Son los mismos que tratan de impulsar las reformas a la Ley Federal de Variedades Vegetales y a cerrar los caminos que permitan a México permanecer en la UPOV 78 y a no ingresar a la UPOV 91 que llevaría a la privatización de las semillas.

Defensoras y defensores del maíz y de la justicia alimentaria tienen que apropiarse de este día, salir a celebrar y manifestarse por sus propias luchas con el fin de unir esfuerzos continentales y globales a fin de crear un frente unido ante la agroindustria y los gobiernos que la promueven. Desde todos los territorios nacen luchas por la defensa de la vida: los protectores de agua contra los oleoductos de la nación Sioux; las zonas libres de transgénicos que han creado la sociedad civil en Estados Unidos y en otros países; el decomiso, eliminación y quemado de cultivos ilegales transgénicos en Ecuador; el paro nacional agrario en Colombia y su lucha por el derecho a guardar y usar sus semillas; la moratoria de 15 años que prohíbe el ingreso y siembra de cultivos transgénicos en Perú; la abrogación de decretos inconstitucionales pro-transgénicos en Bolivia. Estos son solo algunos ejemplos de las miles de acciones impulsadas desde las comunidades y movimientos de nuestro continente.

Este 29 de septiembre los invitamos a festejar las fiestas milenarias de maíz que hasta el día de hoy se llevan a cabo desde el norte del continente por los Haudenosaunee pasando por Mesoamérica hasta los pueblos Mapuches del sur. Festejemos este día las buenas cosechas y las temporadas de lluvia al igual que las moratorias, decretos y paros nacionales en defensa del derecho al buen vivir, a la biodiversidad y a la protección de nuestro sagrado maíz.

 

 

Convocatoria a la protesta y la celebración nacional e internacional

A todas las personas y a todos los pueblos de maíz de México y otros territorios

Desde la Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País convocamos en este día a celebrar con fiestas, ferias agroecológicas, intercambio de semillas, tamalizas, muestras de arte, webinarios, y protestas contra los intereses de las grandes corporaciones agroalimentarias que se oponen a los cambios de política pública, y de celebración de nuestra forma de producir el maíz y su riqueza alimentaria.

Este 29 de septiembre, que el Día Nacional e Internacional del Maíz llegue a todas las comunidades donde se siembra milpa rural y se hace agricultura urbana. Que se festeje en todas las mesas del mundo la rica gastronomía del maíz y su amplia diversidad, recordando que es el grano más cultivado en el planeta.

Hoy más que nunca, esta celebración se transforma en una sola voz que reclama soberanía alimentaria debido a: nuestro derecho a decidir qué y cómo producir, y comer sana y nutritivamente, a defender lo nuestro contra las grandes corporaciones agroalimentarias que trastocan nuestras semillas nativas con granos transgénicos, ya que inducen a los monocultivos y el uso de agrotóxicos y nos vuelven naciones humilladas cada vez más dependientes, hambrientas, empobrecidas y contaminadas.

Nuestro maíz y nuestra tradicional alimentación sana de tortillas, choclos, piki, mote, arepas, humintas, atoles, tamales y pan de maíz, sigue amenazada. Por eso llamamos a las mexicanas y los mexicanos, a las comunidades del mundo que siembran, comen maíz y que hoy enfrentan el ataque de transnacionales agroalimentarias, a que defendamos la biodiversidad de la milpa para que tomemos en nuestras manos la producción de este grano mediante sistemas agroecológicos. Tenemos derecho a ello; por eso hemos luchado.

 

¡Que nuestra celebración sea tan variada y rica como la milpa y el maíz!

Imagina nuevas actividades, inventa acciones y compártelas.

Registra tu celebración en la página electrónica:

www.sinmaiznohaypais.org/diadelmaiz-registro

 

¡Defendamos al campo y a las y los campesinos para tener alimentos sanos!

¡Defendamos en nuestras mesas una alimentación sana, suficiente y según nuestros gustos y tradiciones!

¡El maíz es nuestro! ¡Es hora de actuar! 

Exigimos la protección de todos nuestros bienes comunes

 

Consulta próximamente el Mapa Virtual, con las acciones registradas para celebrar el Día Internacional del Maíz.

Para conocer más actividades en torno al Día Internacional del Maíz, sigue nuestras redes sociales:

Descarga la Convocatoria aquí.

 

Sobre COVID-19:

Debido a la situación actual derivada de la pandemia de COVID-19 y para procurar la seguridad de las personas, recomendamos lo siguiente:

  • Preferentemente llevar a cabo las acciones al aire libre.
  • Limitar la participación a no más de 50 personas por acción.
  • Usar cubrebocas y gel antibacterial en todo momento.
  • Lavado de manos en donde sea posible
  • Procurar la sana distancia entre las personas participantes.
  • Evitar el contacto físico entre las personas participantes.
  • Si alguna persona registrada en alguna acción presenta cualquier síntoma de infección respiratoria (tos, fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de garganta, escurrimiento nasal, dificultad para respirar, ojos rojos, pérdida del olfato o gusto, u otros síntomas estomacales) en las 12-72 horas previas al evento, informar a las personas organizadoras y optar por no asistir.
Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.